Causas de infertilidad en mujeres

Causas de infertilidad en mujeres

Causas de infertilidad en mujeres
¡Califícanos!

Existen distintas causas para la infertilidad, algunas de ellas son temporales y tratables, como el estrés o el sobrepeso y la obesidad. Otras son más complicadas y requieren distintos tratamientos para superarlas y conseguir un embarazo. ¿Quieres saber cuáles son las principales?

Endometriosis
La endometriosis causa que el tejido endometrial, la capa de vasos sanguíneos y mucosa que se expulsa cada mes con el periodo, crezca fuera del útero y pueda causar el bloqueo de las trompas de falopio así como problemas de ovulación. El tratamiento puede incluir una operación quirúrgica para eliminar cualquier tejido que esté bloqueando las trompas, así como técnicas de inseminación artificial y/o in vitro según la gravedad de cada caso.

Problemas de ovulación
Se trata normalmente de problemas hormonales que de alguna forma impiden o dificultan la normal maduración de los óvulos. Para tratarla se utilizan medicamentos hormonales que estimulan la ovulación normal.

Mala calidad de los óvulos
En la mayoría de los casos ocurre a medida que avanza la edad: los óvulos están dañados o desarrollan anormalidades que impiden o dificultan la fecundación o la estabilización del embarazo. En estos casos se suele recurrir a un óvulo donado.

Síndrome de ovario poliquístico
Debido a un desequilibrio hormonal se altera o interrumpe el ciclo normal de ovulación. Los ovarios, en vez de madurar y liberar un óvulo al mes, desarrollan pequeños quistes. Se suele tratar recomendando cambios en el estilo de vida (perder peso si hay sobrepeso, dejar de fumar, reducir el alcohol, cambiar la dieta…) que afectan a la producción de hormonas y pueden reequilibrarlas. Se puede tratar también con medicamentos hormonales que ayuden a recuperar ese equilibrio.

Bloqueo de las trompas de falopio
A veces por distintas causas las trompas de falopio están dañadas o bloqueadas y esto impide que los espermatozoides y los óvulos se encuentren y por tanto se produzca la fecundación. El tratamiento consiste en una intervención quirúrgica para eliminar cuando sea posible ese bloqueo. En casos graves, se puede recurrir a la fecundación in vitro para implantar posteriormente el embrión en el útero.

Fuente: Vitónica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Archivos