• Síguenos en Google+ - Estudio Médico Navarro Síguenos en Facebook - Estudio Médico Navarro Síguenos en Twitter - Estudio Médico Navarro
  • ¿Qué debemos saber como prevención del cáncer de mama?

    ¿Qué debemos saber como prevención del cáncer de mama?
    Male Doctor Holding Pink Breast Cancer Awareness Ribbon

    ¿Qué debemos saber como prevención del cáncer de mama?

    Cada año, el 19 de octubre se celebra el Día Contra el Cáncer de Mama como recordatorio del compromiso de toda la sociedad en la lucha contra esta enfermedad. El cáncer de mama es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales: solo en España se diagnostican alrededor de 25.000 nuevos cánceres de mama al año.

    El cáncer de mama no se puede prevenir, sin embargo estudios recientes parecen demostrar que el riesgo de padecerlo se puede reducir realizando ejercicio físico de forma regular (al menos 4 horas a la semana), evitando el sobrepeso y la obesidad tras la menopausia y el consumo regular de alcohol.

    Además, se ha podido demostrar mediante estudios epidemiológicos, que el uso de tratamientos hormonales sustitutivos durante la menopausia se asocia a un incremento del riesgo de padecer cáncer de mama. El descenso de número de mujeres que reciben este tipo de tratamientos sustitutivos ha coincidido con un descenso proporcional en el número de casos nuevos de cáncer de mama.

    En mujeres con riesgo muy elevado de desarrollar cáncer de mama existen varias opciones terapéuticas. Debe ser la paciente, junto con su médico, la que debe valorar las ventajas e inconvenientes de cada una de ellas y decidir qué opción es la más adecuada.

    ¿Por qué es necesario el diagnóstico precoz en el cáncer de mama?

    Las posibilidades de curación de los cánceres de mama que se detectan en su etapa inicial son prácticamente del 100%. Se ha podido demostrar que, gracias a la realización de campañas de diagnóstico precoz de cáncer de mama, la mortalidad por esta enfermedad ha disminuido de una forma significativa, al menos cuando se realiza en la edad de mayor incidencia (por encima de los 50 años).

    Para ello, la técnica utilizada más eficaz es la mamografía, que consiste en una radiografía de las mamas capaz de detectar lesiones en estadios muy incipientes de la enfermedad.

    Ante la duda, consulta siempre con médicos y profesionales. La información, la investigación y la detección precoz de la enfermedad serán claves para su superación.
    Fuente: AECC

  • Archivos