• Síguenos en Google+ - Estudio Médico Navarro Síguenos en Facebook - Estudio Médico Navarro Síguenos en Twitter - Estudio Médico Navarro
  • La exploración ginecológica completa, las pruebas a realizar en Pamplona

    Revisión ginecológica


    Revisión ginecológica
    ¡Califícanos!

    Revisión ginecológica

    En nuestro Estudio Médico Navarro te ofrecemos un servicio de calidad de revisión ginecológica completa en Pamplona.

    La revisión ginecológica permite el diagnóstico en muchos casos de cáncer de mama, de ovario, de vulva o de endometrio en sus fases iniciales, antes de que aparezcan los síntomas. La visita comienza con la elaboración de una historia clínica detallada, para conocer los antecedentes patológicos, hereditarios y familiares de la paciente.

    Posteriormente y como norma general, se realiza una exploración ginecológica completa consistente en una exploración mamaria, toma de muestras para citología cérvico-vaginal, ecografía de mamas y ecografía vaginal.

    Todas estas exploraciones son casi indoloras y dependiendo de la edad y/o de los hallazgos, se pueden solicitar otras pruebas complementarias como son la mamografía, colposcopia cervical (exploración del cuello uterino), frotis vaginal, la densitometría ósea, el cultivo HPV u otras.

    La importancia de hacerse la revisión anual

    La ginecología es el área de la medicina que se ocupa de estudiar y tratar las enfermedades del sistema reproductor femenino (útero, vagina y ovarios).

    En Estudio Médico Navarro queremos dar un servicio que atienda la salud integral de la mujer a lo largo de toda su vida desde la infancia hasta llegar a la menopausia.

    Es importante realizarse una exploración ginecológica anual para prevenir todo tipo de problemas y enfermedades que afectan al aparato reproductor y urinario. Una revisión anual ayuda a detectar cualquier problema y a mantener una salud general adecuada.

    Revisión ginecológica | Cuándo y por qué realizarla

    En circunstancias normales, el inicio de las revisiones ginecológicas puede ser en la adolescencia, a partir de la primera menstruación o desde el momento en que se mantienen relaciones sexuales.

    A partir de entonces, se debe continuar con las revisiones durante toda la vida de la mujer. Nunca se es demasiado joven, ni demasiado mayor para ir al ginecólogo.

    La primera revisión ginecológica: cúando y cómo

    El mejor momento para realizarse una revisión ginecológica es justo dos semanas después de la menstruación, ya que es la etapa en la que se recogen las mejores muestras de células, el cuello uterino está más abierto y las mamas son más fáciles de examinar.

    Es importante acudir con la vagina y el útero limpios de sustancias ajenas: no mantener relaciones sexuales las 24 horas previas, no utilizar lubricantes, geles, espermicidas ni jabones fuertes que puedan interferir con los resultados de la revisión.

    Pida ya su cita para su revisión ginecológica.

    Exploración ginecológica durante la menstruación

    Una de las dudas más frecuentes es si se puede ir al ginecólogo durante la menstruación. Según algunos expertos, en la mayoría de los casos la menstruación no supone un problema para el chequeo ya que las intervenciones de un ginecólogo se hacen en un entorno de sangrado como el parto, el legrado, las operaciones, etc.

    Una visita a tiempo puede prevenir muchas enfermedades. Por eso un simple sangrado menstrual no es motivo para no acudir a su ginecóloga de confianza. Si bien es cierto que si es un sangrado menstrual común, lo ideal es modificar la cita porque el patólogo tiene más dificultad para analizar una citología si es con sangrado. No obstante, no dude en consultar si es un sangrado anormal, dentro de tu patrón menstrual, para ser valorada cuidadosamente.

    La revisión post parto

    Los primeros controles médicos después de haber dado a luz te los harán en el hospital, antes de que os den el alta a tu hijo y a ti. Las 24 horas siguientes al parto son de vigilancia continua y después, si no hay complicaciones, te realizarán dos revisiones diarias durante el tiempo que dure tu ingreso.

    La enfermera te tomará el pulso, la tensión arterial y la temperatura. Además, comprobará tus loquios (son las hemorragias habituales después del parto), para controlar tus pérdidas sanguíneas y detectar posibles infecciones.

    Esta revisión será completada por la del médico, que te palpará el abdomen (para verificar y comprobar la altura del útero) y te examinará la zona vaginal (para comprobar si está evolucionando correctamente) o la herida del abdomen, si tu hijo ha nacido por cesárea.

    Resultados de la exploración

    Te ofreceremos los resultados de la revisión/exploración ginecológica completa en un plazo de tiempo muy breve. En nuestro centro médico contamos con la tecnología necesaria para realizar análisis clínicos fiables y de forma rápida.

    Si deseas realizar una exploración ginecológica completa, llámanos.


    Contacto
    Resolvemos todas tus dudas, ¡Escríbenos!