La felicidad del bebé arcoíris

La felicidad del bebé arcoíris

Esta semana hemos querido hacer un post diferente en nuestro blog de Estudio Médico Navarro para dar visibilidad a todas las mujeres que tienen dificultades para tener un bebé. Sea por el motivo que sea, muchas de ellas no consiguen quedarse embarazadas y otras sufren la tristeza que supone el aborto, la pérdida y el no poder llegar a término en su periodo de gestación.

Cuando esto sucede, es importante que la mujer cuente con todo el apoyo de su entorno para recuperar la calma y la tranquilidad tras esta “tormenta”. Evita hacerte preguntas a ti misma y no te apresures a buscar un nuevo embarazo, pues el estrés y la ansiedad no llevarán a ninguna parte. Compartir tus sentimientos durante un momento así y consultar con especialistas puede ayudarte a manejar mejor la carga emotiva.

¿Qué ocurre tras la tormenta? ¿Qué son los bebés arcoíris?

El bebé arcoíris es aquel que nace sano después de que una madre haya sufrido previamente una pérdida gestacional o perinatal. Son llamados arcoíris porque son los encargados de traer luz tras un periodo tormentoso, haciendo que la madre supere todas las inseguridades que ha tenido durante los últimos 9 meses para por fin poder tener a su hijo en brazos.

La llegada de este hijo ofrece tanto a la madre y el padre como al resto de la familia la esperanza, energía y el color que, como un aircoíris, representa el equilibrio y balance. Esto no supone en ningún caso una suplantación del “bebé estrella” (el primero), pero sí podrá aportar la felicidad necesaria, el ilusionarse de nuevo y concretar el anhelo de ser mamá.

  • Archivos