• Síguenos en Google+ - Estudio Médico Navarro Síguenos en Facebook - Estudio Médico Navarro Síguenos en Twitter - Estudio Médico Navarro
  • La presión ante un tratamiento de fertilidad

    La presión ante un tratamiento de fertilidad
    Tratamiento de fertilidad - Estudio Médico Navarro

    La presión ante un tratamiento de fertilidad

    La presión ante un tratamiento de fertilidad
    ¡Califícanos!

    Someterse a un tratamiento de fertilidad es mucho más duro de lo que parece. Son muchas las parejas que acuden a Estudio Médico Navarro ante la imposibilidad o dificultad de concebir un hijo y todas ellas quieren cumplir su sueño de ser padres y madres, sin embargo, la presión y el estrés pueden hacer de este hermoso periodo un duro proceso a nivel psicológico.

    Desde que se escucha por primera vez la palabra “infertilidad” son muchos los sentimientos que pueden aflorar: desde la sorpresa y la decepción hasta la impotencia y la frustración. Todas estas emociones pueden convertirse en altibajos que, de forma descontrolada, pueden complicar e incluso frenar en algunos casos los tratamientos de reproducción asistida.

    Según la Sociedad Española de Fertilidad, entre un 25 y un 65% de los pacientes involucrados en estos procesos llegan a manifestar síntomas como ansiedad, depresión o baja autoestima. Además, este no es solo un impacto emocional, sino también social, físico y económico.

    Como siempre os decimos, el primer paso es fundamental: pedir ayuda profesional. Y no solo ayuda, sino también confianza, apoyo y tranquilidad. Las parejas no deben dejar que la presión y la ansiedad puedan más que la ilusión por la maternidad y paternidad. Por eso, queremos dejaros algunos consejos clave para superar un tratamiento de fertilidad y no sufrir tanta presión a nivel personal y de pareja:

    Desconecta: Piensa en el proceso, piensa en ti, cuídate y mímate, es muy importante.
    No tomes decisiones precipitadas ni te rindas al primer intento: Es posible que las noticias no sean buenas, pero hay más oportunidades.
    Fomenta la comunicación con tu pareja: La infertilidad siempre es un problema y una preocupación de dos.
    Recuerda que no hay culpables.
    Vive el día a día: Ilusiónate y no cambies tus rutinas. No dejes que te pueda la presión y disfruta del momento.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Archivos