• Síguenos en Google+ - Estudio Médico Navarro Síguenos en Facebook - Estudio Médico Navarro Síguenos en Twitter - Estudio Médico Navarro
  • Conoce los mitos sobre la alimentación en el embarazo

    Mitos sobre la alimentación en el embarazo
    Mitos sobre la alimentación en el embarazo

    Mitos sobre la alimentación en el embarazo

    Una de las preguntas más comunes de todas aquellas mujeres que se disponen a tener un hijo es qué pueden comer, qué no y de qué forma deben cambiar sus hábitos alimenticios. Es por ello que queremos poner a vuestra disposición una serie de mitos sobre los alimentos y las comidas durante el periodo de gestación.

    Debes comer por dos: Está claro que durante el embarazo una mujer debe alimentarse tanto a ella misma como a su bebé para que éste tenga un desarrollo y crecimiento normal y plenamente sano. Sin embargo, es un error pensar que “hay que comer por dos”, ya que el bebé no necesita una ingesta ni un aporte de calorías tan alto como la madre. La mujer deberá realizar un incremento gradual a medida que el bebé crece, adicionando hasta 400 calorías hasta el término del embarazo.

    No se puede hacer dieta: Cierto. No es para nada recomendable ya que, como comentamos anteriormente, esto podría afectar al desarrollo del feto. Sin embargo, dependiendo del peso de la mujer se podrán adaptar o modificar los hábitos alimentarios y el estilo de vida, como pasaría en el caso de las mujeres con sobrepeso.

    Sobrepeso: Eso nos trae hasta este punto. La afirmación de que el sobrepeso o la obesidad no afectan al bebé es falsa, ya que las mujeres con sobrepeso tienen mayor riesgo de padecer complicaciones durante el embarazo. Entre las más comunes encontramos la diabetes gestacional, la hipertensión arterial o el parto prematuro.

    Restricción de frutas: ¿Algunas frutas pueden ser abortivas? No. Las interrupciones involuntarias del embarazo están condicionadas por diversas causas de tipo fisiológico, pero en ningún caso por la ingesta de determinados alimentos. Al contrario, el consumo de frutas y verduras será siempre beneficioso por su gran aporte de vitaminas y minerales.

    Se puede comer de todo: Sí y no. Debemos tener en cuenta que existen ciertas precauciones a la hora de comer y alimentarse durante el embarazo para disminuir el riesgo de contaminación por bacterias, por ejemplo evitar el consumo de alimentos crudos: carnes, huevos, pescados y mariscos.

  • Archivos