• Síguenos en Google+ - Estudio Médico Navarro Síguenos en Facebook - Estudio Médico Navarro Síguenos en Twitter - Estudio Médico Navarro
  • Amniocentesis; procedimientos y riesgos

    Amniocentesis; procedimientos y riesgos

    Amniocentesis; procedimientos y riesgos

    Amniocentesis; procedimientos y riesgos
    ¡Califícanos!

    En Estudio Médico Navarro estamos al servicio de todas aquellas parejas que por alguna razón cuentan con alguna dificultad o problema relacionado con la fertilidad. Por ello hoy hemos considerado abordar una de las pruebas diagnósticas que se llevan acabo en la obstetricia o en diagnósticos prenatales.

    Hablamos de la amniocentesesis, una prueba bastante común en la cual se extrae una pequeña cantidad de líquido amniótico con el único fin de poder estudiar de forma certera si existe algún tipo de problema genético que pueda provocar trastornos fetales.

    ¿Cual es el procedimiento o el momento idóneo para poder realizar una amniocentesis?

    Esta prueba suele realizarse en embarazos de riesgos a partir de que semana 15 o 16 y su procedimiento es un tanto complejo.

    A la hora de llevar a cabo la amniocentesis se suele administrarse anestesia local. A través de una fija aguja se consigue llegar al útero y de ahí accedemos a una muestra de liquido amniotico el cual pasadas 3 semanas nos arrojará los resultados parciales de los cromosomas 21,18,13, C e Y.

    Una vez realizada, debes de seguir una serie de recomendaciones a los 3 días siguientes;

    • Evita coger peso
    • No es posible mantener relaciones sexuales
    • Evita viajar

    Seguramente sufras alguna molestia abdominal, perdida de líquido por la vagina e incluso fiebre, por lo que es bastante recomendable si sufres estos síntomas acudir a consulta a la mayor brevedad posible.

    ¿Qué tipo de riesgos puedo tener si me realizan una amniocentesis?

    Si te haces a ti misma esta pregunta, queremos tranquilizarte al respecto. El riesgo de sufrir un aborto ronda el 1%, y en menos de esa cifra encontraríamos casos en los que se ha tenido que repetir el procedimiento o bien por que el resultado no es concluyente o por que las células no han crecido en el laboratorio.

    Si necesitas más información puedes ver los siguientes artículos de nuestro blog;

    Biopsia corial y amniocentesis

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *