• Síguenos en Google+ - Estudio Médico Navarro Síguenos en Facebook - Estudio Médico Navarro Síguenos en Twitter - Estudio Médico Navarro
  • Cómo cambiar las comidas navideñas si estás esperando un bebé

    Cómo cambiar las comidas navideñas si estás esperando un bebé

    Cómo cambiar las comidas navideñas si estás esperando un bebé

    Cómo cambiar las comidas navideñas si estás esperando un bebé
    ¡Califícanos!

    Durante estas fechas tan señaladas y especiales para todos es importante que las mujeres que están embarazadas cumplan con una alimentación adecuada para su salud y el desarrollo del bebé. Por eso, durante las comidas y cenas navideñas, habrá que cuidar los alimentos que vamos a ingerir para evitar riesgos innecesarios. ¿Quieres saber cómo cambiar las comidas de estas navidades si estás esperando un bebé?

    Consejos para una alimentación navideña sana en el embarazo

    Lo primero que debes recordar es a que cualquier alimento crudo es un peligro para una embarazada. Más que nada porque las navidades son una época muy propicia para los embutidos, el sushi y el carpaccio, el salmón ahumado… procura evitar todos estos alimentos y cambiarlos por comida bien cocinada.

    El objetivo de evitar ciertos alimentos como estos o carnes y pescados poco hechos no es otro que el de evitar riesgos durante el periodo de gestación como la toxoplasmosis o la listeriosis, enfermedades que pueden afectar al correcto desarrollo del feto.

    Del mismo modo, hay que tener mucho cuidado también con los lácteos, que no pueden estar elaborados con leche sin pasteurizar. En este caso, evita los quesos frescos y procura que cualquier postre esté pasteurizado. Lo mismo ocurre con otro alimento tan típico de estas fechas: el paté o el foie, que para el embarazo serán menos peligrosos cuanto más procesados estén.

    Además de todo esto, debes tener en cuenta que es beneficioso tanto para la madre como para el bebé mantener ciertos hábitos saludables durante estas navidades: procura realizar algo de ejercicio físico ya sea con caminatas y largos paseos o cualquier otra actividad deportiva de bajo impacto.

    Por último, no permitas que fumen junto a ti en las reuniones familiares y no pruebes ni una gota de alcohol, ni siquiera el champán. Será mejor prevenir que curar y más cuando hablamos del correcto desarrollo y bienestar de nuestro futuro bebé, del cual disfrutaremos ya en el año 2018.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *