• Síguenos en Google+ - Estudio Médico Navarro Síguenos en Facebook - Estudio Médico Navarro Síguenos en Twitter - Estudio Médico Navarro
  • Embarazo por ovodonación: éxito y tratamiento

    Embarazo por ovodonación: éxito y tratamiento

    Embarazo por ovodonación: éxito y tratamiento

    Embarazo por ovodonación: éxito y tratamiento
    ¡Califícanos!

    La ovodonación es un tratamiento de reproducción asistida al que recurren aquellas mujeres que tienen problemas de fertilidad y que gracias a la ayuda de una donante consiguen hacer realidad su sueño, ser mamas.

    En Estudio Médico Navarro somos especialistas en este tratamiento, los cuales suelen tener una tasa de éxito bastante elevada, sobre todo en aquellas mujeres que son inseminadas con óvulos propios.

    A pesar de estos datos esperanzadores, no siempre se consigue a la primera, algunas, hasta el segundo o tercer intento no consiguen su objetivo.

    ¿Quieres conocer como se llevan a cabo y que proceso tiene para la receptora?

    • Tratamiento de ovodonación, paso a paso.

    Variará ligeramente en función de si los óvulos van a ser “frescos” o van a pasar por un proceso de vitrificación. Ciertamente, ambos tienen sus ventajas y desventajas, pero sin duda alguna, se debe de personalizar y escoger el tratamiento que mejor cubra las necesidades de la paciente.

    La donante, tiene que someterse a un tratamiento el cual estimulará la creación de un mayor número de óvulos, en el cual solo maduraría uno.

    ¿Como se conoce a este tratamiento? Estimulación ovárica controlada y consiste en la administración de hormonas exópgenas que promueven el crecimiento folicular que aumentaría las posibilidades de exito durante el ciclo de ovodonación.

    • Tratamiento ovodonación para receptora

    Al recibir óvulos de otra mujer, la receptora no deberá someterse a ninguna primera etapa para preparar la fecundación, por lo que no recibirá ninguna medicación asociada a la estimulación de las hormonas.

    Pero este hecho no significa que tenga que despreocuparse. Es en este preciso momento en el que hay que poner atención al endometrío de la receptora para preparando el terreno para cuando llegue la hora de la transferencia.

    Para favorecer este proceso al útero, hay que realizar un tratamiento hormonal protagonizado por estrógenos y progesterona que deberá mantenerse hasta el día de la prueba de embarazo, es decir, 14 días después de la fecundación.

    Hay ocasiones, en las cuales se puede aprovechar el ciclo de la paciente y reducir el tratamiento tan solo a la progesterona. Suele ser poco común, pero sería posible.

    Para más información te recomendamos estos artículos: 

    Ovodonación

    Ovodonación: qué es y para qué mujeres está indicada

    Donación de óvulos; riesgos

     

    Contacta con nosotros: web

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *