• Síguenos en Google+ - Estudio Médico Navarro Síguenos en Facebook - Estudio Médico Navarro Síguenos en Twitter - Estudio Médico Navarro
  • La infección del virus Zika en el embarazo

    La infección del virus Zika en el embarazo
    Virus zika en embarazo

    La infección del virus Zika en el embarazo

    La infección del virus Zika en el embarazo
    ¡Califícanos!

    El Zika es una enfermedad viral surgida recientemente (el primer país en tener un brote fue Brasil en 2015) y transmitida por mosquitos del género Aedes. Hasta ahora se han localizado brotes en países de Latinoamérica, África, sureste de Asia y en algunas islas del Pacífico y presenta síntomas como fiebre, manchas rojizas en la piel, comezón, conjuntivitis y dolor en las articulaciones.

    Esta nueva epidemia está en ocasiones relacionada con el embarazo e incluso el periodo de lactancia, pues durante el primer brote se detectó una relación entre la infección y un aumento de los casos de microcefalia, una malformación mediante la cual el bebé nace con la cabeza demasiado pequeña. No ocurre en todos los casos y aún se investiga la forma en que el virus Zika llega al feto.
    Por otro lado, la irritación en la piel puede señalar alguna complicación del embarazo relacionada con el funcionamiento del hígado o la presencia de alergias.

    Aunque de momento no se ha determinado un periodo del embarazo más peligroso que otro, debemos tener en cuenta que durante los tres primeros meses se forman los órganos del bebé, por lo que debemos considerarlo el momento más crítico.

    La principal forma de prevenir el virus Zika es manteniendo alejados a los mosquitos, para ello podemos usar repelentes comunes, para bebés o incluso naturales. Si se usan insecticidas eléctricos o en aerosol, hay que asegurarse de permitir que se dispersen antes de entrar a la habitación. También se aconseja evitar el contacto con personas infectadas pues, aunque de momento no se ha confirmado, el virus Zika podría transmitirse a través de fluidos corporales como la orina, la saliva o el semen, por lo que la higiene una vez más será nuestra principal aliada.

    Uno de los temas que genera más controversia es cómo actuar durante el periodo de lactancia. Algunos médicos apuntan que aunque el virus Zika pueda estar presente en la leche materna no significa que haya probabilidad de infección. Mientras, otros aconsejan máxima precaución sugiriendo la interrupción de la lactancia para prevenir cualquier riesgo. En cualquier caso, la consulta médica es primordial.

    De momento no existe vacuna contra el virus Zika, pero aquellas personas que han padecido la enfermedad desarrollan inmunidad a la misma, lo que significa que no podrán volver a enfermar por esta causa.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *