Qué es la tocofobia y cómo afecta a madres e hijos
Miedo al Embarazo

Qué es la tocofobia y cómo afecta a madres e hijos

Qué es la tocofobia y cómo afecta a madres e hijos
¡Califícanos!

La tocofobia se define como el miedo patológico, persistente, irracional y desproporcionado al embarazo y, más frecuentemente, al parto. Aunque para la mayoría de las mujeres sea el momento más feliz de su vida, existe un 3% que padece verdadero pánico a tener un hijo. Y es que el simple hecho de quedarse embarazada o estarlo y tener que pasar por el trance del parto, supone para estas mujeres un profundo estado de ansiedad.

Es totalmente normal sentir miedo o preocupación ante tal hecho y más si hablamos de madres primerizas, pero como su propio nombre indica, desencadena un pánico patológico, persistente e inexplicable en aquellas que lo sufren.

La tocofobia puede desencadenar una crisis nerviosa solo con nombrar el embarazo, puede desencadenar problemas de pareja y la anticoncepción puede llegar a ser una verdadera obsesión. Dentro de los miedos más comunes se incluyen los cambios físicos, las responsabilidades que conlleva tener un hijo y el cambio de vida que supone su llegada.

En el caso de desarrollarse este miedo una vez estando embarazada, se tiende a pensar en formas de evitar el parto, ya sea un aborto, una cesárea programada para no pasar por el miedo de tener un parto vaginal doloroso e incluso depresión posparto o pensamientos de rechazo hacia el bebé.

Dependiendo de su origen, podemos hablar de dos tipos de tocofobia:

Primaria: Se da en mujeres primerizas que, a pesar de querer ser madres, temen sufrir en el parto, tiemblan ante los posibles cambios o sufren pensando que el hijo pueda tener algún problema o enfermedad. Esto retrasa su embarazo o las frena a la hora de querer tener un hijo.

Secundaria: Se presenta en mujeres que ya han tenido una experiencia traumática anterior, ya sea en un embarazo o durante el parto, y temen de forma incontrolable el tener que volver a pasar por la misma situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *