• Síguenos en Google+ - Estudio Médico Navarro Síguenos en Facebook - Estudio Médico Navarro Síguenos en Twitter - Estudio Médico Navarro
  • Los síntomas principales del embarazo gemelar

    Los síntomas principales del embarazo gemelar

    Los síntomas principales del embarazo gemelar

    Por norma general, los síntomas durante un embarazo gemelar se manifiestan antes y con una intensidad mayor que durante un embarazo normal. Esto se debe a que la mujer tiene una cantidad mayor de hormonas HCG en su cuerpo, progesterona, estriol, estradiol, alfafetoproteína y lactógeno placentario.

    Aunque cada embarazo es un mundo y no todas las mujeres tienen los mismos síntomas, los más frecuentes son los siguientes:

    1. Al tener mayor cantidad de hormonas por el aumento de tamaño de la placenta, los síntomas matutinos como los vómitos o las náuseas son más notorios en el primer trimestre. También presentan mayor salivación y son más propensas a tener ardores y reflujo gastroesofágico.
    2. El tamaño del útero es mayor desde el primer momento porque se dilata más para poder tener a los bebés, aumentando también la cantidad de líquido amniótico. Al tener dos bebés en vez de uno, el espacio que estos ocupan es mayor, por lo que el aumento del abdomen se notará mucho más que en el caso de un embarazo de un solo bebé.
    3. También el aumento de peso será mayor. La media de peso de una mujer durante un embarazo normal oscila entre los 11 y 15 kilos, mientras que durante un embarazo gemelar la media puede ser de entre 12 a 17 kilos. Por tanto, es muy importante cuidarse y estar activa durante el embarazo realizando actividades como caminar, natación, yoga o pilates.
    4. Lo lógico es que también, durante un embarazo gemelar, la madre tenga más hambre debido al aumento de necesidades energéticas, de hierro y de proteínas.
    5. La frecuencia cardíaca aumenta en un 15% durante el embarazo gemelar, por eso muchas mujeres en esta situación pueden sufrir palpitaciones desde el primer trimestre. En el caso de embarazos únicos, las palpitaciones suelen aparecer a partir del segundo trimestre.
    6. La capacidad respiratoria disminuye por el gran aumento que sufre el útero de volumen, desplazando el diafragma hacia la cavidad torácica. Igualmente la placenta necesita un 20% más de oxígeno, por lo que es normal que la madre tenga sensación de que le falta el aire mucho antes.
    7. Los movimientos fetales pueden llegar a notarse incluso dos semanas antes que en el embarazo único, que suele ser alrededor de la semana 18 o 20 de gestación.

    Fuente: Hola

  • Archivos