• Síguenos en Google+ - Estudio Médico Navarro Síguenos en Facebook - Estudio Médico Navarro Síguenos en Twitter - Estudio Médico Navarro
  • 948 24 12 36 / 629 14 18 03 / FAX: 948 15 24 46

    MACS – Selección Celular Inmunomagnética – Estudio Médico Navarro

    MACS

    En Estudio Médico Navarro llevamos a cabo la Selección Celular Inmunomagnética (MACS)

    De forma habitual en las técnicas de reproducción asistida como la fecundación in vitro, la selección del espermatozoide se realiza en base a criterios como la morfología del espermatozoide y la movilidad del mismo.

    Sin embargo, actualmente ya se dispone de técnicas que permiten la selección del espermatozoide en mejor estado fisiológico. Una de estas técnicas es el MACS.

    ¿En qué consiste?

    Consiste en filtrar de la muestra de semen a los espermatozoides más aptos.

    La técnica está diseñada para descartar los espermatozoides apoptóticos (programados para morir). Estos espermatozoides se caracterizan por la externalización de una proteína llamada fosfatidilserina, que tiene capacidad para unirse a la Anexina.

    La técnica consiste en incubar la muestra de semen con unas partículas magnéticas biodegradables (microbeads) que contienen anexina. Los espermatozoides apoptóticos (que van a morir) se quedaran unidos a las esferas de anexina.

    A continuación se hace pasar esta mezcla por una columna en presencia de un campo magnético. Esta columna retendrá los microbeads de anexina, a los que estarán unidos todos los espermatozoides menos aptos y sólo los espermatozoides sanos atravesarán la columna.

    Así es como podemos obtener espermatozoides sanos y en perfectas condiciones para poder utilizarlos en los distintos tratamientos de reproducción asistida.

    Estudio Médico Navarro - MACS
    ¿A quién va dirigida?

    A cualquier paciente en tratamiento de inseminación artificial o Fecundación in vitro (FIV).

    Aunque inicialmente la técnica está indicada para pacientes infértiles con elevados índices de fragmentación del ADN de sus espermatozoides, ya que es un reflejo de que una elevada proporción de espermatozoides va a iniciar o están ya en apoptosis (muerte celular programada). En la actualidad se indica también en pacientes a los que se va a realizar ICSI, ya que en este procedimiento el espermatozoide que fecundará no es seleccionado de forma natural por ser el más apto, sino de forma subjetiva por el personal de laboratorio.

    Especialmente indicado en pacientes que ya se han realizado uno o dos ciclos previos de FIV con buena calidad ovocitaria, aunque mala calidad embrionaria.