• Síguenos en Google+ - Estudio Médico Navarro Síguenos en Facebook - Estudio Médico Navarro Síguenos en Twitter - Estudio Médico Navarro
  • 948 24 12 36 / 629 14 18 03 / FAX: 948 15 24 46

    Preservación de la fertilidad – Estudio Médico Navarro

    Preservación de la fertilidad

    Dadas las actuales condiciones socioeconómicas, y con la actual esperanza de vida, es muy frecuente el retrasar el momento de ser padres. Por ello, y contando con los avances biotecnológicos, es posible preservar la fertilidad. En Estudio Médico Navarro podemos ayudarle.

    La preservación de la fertilidad consiste en la criopreservación de los gametos (óvulos y espermatozoides) mediante la congelación convencional o mediante métodos más avanzados como la vitrificación.

    La vitrificación se aplica a los óvulos, y es un método de congelación ultrarrápida que evita la formación de cristales en las membranas celulares, consiguiendo tasas de supervivencia de más del 90%.

    En el caso de las mujeres, también existe la posibilidad de criopreservar corteza ovárica con tal de realizar un autotrasplante de este tejido en un futuro, aunque con muchas menos garantías que con la vitrificación.

    Para obtener los óvulos, la paciente ha de someterse a estimulación hormonal y pasar por el procedimiento de punción folicular. Los riesgos para la paciente son los asociados a la anestesia y a la punción.

    Tanto a mujeres como a hombres, con o sin pareja, en edad fértil.

    Los motivos por los que preservar la fertilidad son diversos:

    Preservación de la fertilidad con indicación médica:

    En caso de personas diagnosticadas de cáncer y que van a someterse a tratamientos con efectos gonadotóxicos, como son la quimioterapia o la radioterapia.

    En caso de personas que van a someterse a intervenciones quirúrgicas que comprometen la fertilidad (mujeres con endometriosis, hombres que van a someterse a una vasectomía…).

    • En caso de padecer enfermedades cuya evolución deriva en esterilidad/infertilidad.
    • Mujeres diagnosticadas de baja reserva ovárica.
    • Hombres diagnosticados de oligozoospermia.

    Preservación de la fertilidad sin indicación médica o por causa social:

    Es sabido que la fertilidad de las personas decrece en función de la edad. Sin embargo, cada vez se produce de forma más tardía el deseo gestacional, especialmente por motivos económicos y laborales.

    En las mujeres, este declive de la fertilidad ocurre a partir de los 35 años, por lo que es conveniente realizar la preservación de la fertilidad antes de esta edad. Es importante tener en cuenta que este límite en cuanto a la edad puede variar en función de causas como factores genéticos o la exposición a tóxicos de cada persona.

    En los hombres la edad también se correlaciona negativamente con la capacidad fecundante, aunque de forma mucho más leve que en las mujeres, por lo que puede ser conveniente recurrir a las técnicas de preservación de la fertilidad en caso de estar interesado en postergar la paternidad.

    También es una opción la criopreservación de semen previa a intervenciones quirúrgicas como vasectomías, ya que en el futuro el deseo reproductivo puede cambiar, o puede producirse un cambio de pareja.