• Síguenos en Google+ - Estudio Médico Navarro Síguenos en Facebook - Estudio Médico Navarro Síguenos en Twitter - Estudio Médico Navarro
  • 948 24 12 36 / 629 14 18 03 / FAX: 948 15 24 46

    Relaciones sexuales programadas – Estudio Médico Navarro

    Relaciones programadas

    Es una técnica de reproducción asistida de baja complejidad que consiste en la programación de los coitos en los días de mayor fertilidad de la mujer. En Estudio Médico Navarro llevamos a cabo esta técnica.

    Aunque puede realizarse en el ciclo natural de la mujer, es más habitual el realizar una estimulación ovárica con desencadenamiento de la ovulación controlado mediante medicación. Para ello es indispensable el control ecográfico, que ayudará a estimar el momento de la ovulación.

    Esta técnica presenta tasas de gestación menores que otras técnicas de mayor complejidad como las inseminaciones artificiales o la FIV.

    ¿A quién van dirigidas?

    Es una opción de tratamiento para todos aquellos casos de esterilidad primaria o secundaria en los que no se haya encontrado ninguna patología en el estudio básico de la pareja.

    También es una opción para todas aquellas parejas que llevan poco tiempo buscando el embarazo y desean comenzar por el tratamiento más natural y sencillo antes de comenzar con técnicas de reproducción asistida más complejas.

    Procedimiento

    Coincidiendo con los primeros días de la menstruación, se estimula la ovulación con fármacos que se administran vía oral.

    La paciente será monitorizada ecográficamente, para comprobar que hay desarrollo folicular y cuando se constata la presencia de uno o dos folículos maduros (mayores de 20 mm), se desencadena la ovulación y se recomienda a los pacientes mantener relaciones sexuales en los dos días consecutivos.

    Ventajas de la técnica

    • Se minimiza la probabilidad de gestación múltiple y de hiperestimulación.
    • Es un proceso relativamente cómodo para la pareja.
    • Mínimas dosis de medicación.

    Desventajas de la técnica

    La principal desventaja es el bajo porcentaje de éxito de esta técnica, las tasas de gestación logradas son inferiores al 15%.

    Por eso es muy importante que las pacientes que la realicen sean parejas jóvenes (mujeres menores de 30 años) y con poco tiempo de esterilidad (menos de dos años), en las que no se haya detectado ninguna patología en el estudio básico de la pareja.

    La mayoría de los embarazos logrados con este tratamiento se consiguen en los tres primeros meses, por lo que si tras este tiempo no se consigue el embarazo lo más apropiado es no prolongarlo más y pasar a otras técnicas de reproducción asistida.