• Síguenos en Google+ - Estudio Médico Navarro Síguenos en Facebook - Estudio Médico Navarro Síguenos en Twitter - Estudio Médico Navarro
  • El verano y los tratamientos de fertilidad

    El verano y los tratamientos de fertilidad

    El verano y los tratamientos de fertilidad

    Quedarse embarazada durante el verano o después del mismo es más fácil, ya que en el periodo vacacional estamos menos estresados y los tratamientos de reproducción asistida se toleran mejor. 

    Muchos estudios concluyen que tras una etapa de calma y desconexión como la que se vive en verano, el cuerpo está más preparado para la concepción, y es por eso que los tratamientos de reproducción asistida tienen mayor tasa de éxito cuando las emociones de relajan y son más positivas, ya que el estrés, la depresión y otros trastornos mentales pueden alterar el funcionamiento de nuestro cuerpo, también de la fertilidad. Un estudio de la Universidad de Liverpool determinó que cuando las mujeres se encuentran bajo estrés y tensión, su cuerpo produce adrenalina y tiende a retrasar o incluso frenar la producción de la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH), clave en la ovulación y en el ciclo reproductivo.

    Otro estudio de la Universidad Radboud de Nimega (Países Bajos), asegura que existe una relación significativa entre factores psicológicos como el estrés y la ansiedad y la probabilidad de quedarse embarazada tras un tratamiento de fecundación in vitro o inseminación artificial. La investigación también apunta a la producción de adrenalina y a su efecto en el hipotálamo, una zona del cerebro del tamaño de un guisante, que además del estrés también controla el proceso de reproducción humana, al inhibir la hormona que favorece la ovulación.

    Todos los tratamientos tienen algo en común y es que son más efectivos si la persona se compromete con un estilo de vida saludable. Tan importante es controlar el peso o evitar el consumo de la cafeína y el tabaco como vivir el proceso alejado de los nervios, la incertidumbre o el miedo. La clave: el equilibrio entre el cuerpo y la mente.

    Además durante el periodo de vacaciones, las pacientes tienen menos problemas para compatibilizar los tratamientos y su agenda laboral.

    Fuente: miarevista y efe

  • Archivos