• Síguenos en Facebook - Estudio Médico Navarro Síguenos en Twitter - Estudio Médico Navarro
  • Detalles curiosos sobre el parto vaginal

    Detalles curiosos sobre el parto vaginal

    Detalles curiosos sobre el parto vaginal

    Es posible que creas saber bastante sobre el parto vaginal, pero en realidad cuanto más conocemos de él más nos damos cuenta de que no conocemos verdaderamente todo lo que supone, tanto para el cuerpo de la mujer, como en su esencia misma. Por ello, desde Estudio Médico Navarro queremos acercarte algunos detalles curiosos sobre el parto vaginal para que luego no puedas decir que no lo sabías.

    Sin nunca has dado a luz y nadie te ha detallado el proceso y todas sus vicisitudes, lo más normal es que pienses, quizás gracias al cine, que cuando rompas aguas lo notarás y será un momento espectacular, pero la realidad es que no todas las embarazadas notan que han roto aguas, confundiéndose en muchas ocasiones con una pérdida de orina. Y es que solo una de cada 10 mujeres rompe aguas antes de parto y lo hacen en su segunda etapa. La rotura de aguas no es necesaria para el inicio del parto y son las contracciones las que nos indicarán que el momento ha llegado.

    Otro de los datos curiosos es que solo el 5% de los bebés nacen en la fecha prevista, y es que la fecha estimada es solo una estimación, como su propio nombre indica. La mayoría de los bebés nacen en cualquier otro día entre la semana 37 de embarazo y la 42, por lo que es importante estar preparada.

    Ya durante el parto, es posible que empieces a temblar incontrolablemente, que es debido al paso de la primera a la segunda etapa del parto. En el caso de que tengas un temblor tan grande que no puedas ni sujetar la mano de tu pareja, no hay que preocuparse es un síntoma de que todo avanza correctamente.

    Además, durante el proceso de embarazo se pueden llegar a experimentar un tipo de sensaciones orgásmicas mezcladas con el dolor de dar a luz. En el momento de dar a luz, las mujeres tienen una intensa presión en su canal vaginal, lo que se prolonga durante todo el proceso.

    Por último, después del parto lo más probable es que tengas alguna contracción. No se prolongará eternamente, pero es un proceso para que el útero vuelva a su posición inicial y evitar hemorragias.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *