• Síguenos en Facebook - Estudio Médico Navarro Síguenos en Twitter - Estudio Médico Navarro
  • Diabetes gestacional y su tratamiento

    Diabetes gestacional y su tratamiento

    Diabetes gestacional y su tratamiento

    Puede que entre tus planes cuando quieres tener un hijo no esté el convertirte en diabética. Sin embargo, eso es lo que le ocurre aproximadamente a un 12% de las embarazadas durante el transcurso del embarazo, desapareciendo normalmente tras este. Por ello, desde Estudio Médico Navarro queremos hablarte de la diabetes gestacional y su tratamiento.

    Y es que esta diabetes aparece por primera vez en el momento en el que la mujer queda embarazada, siendo esta una enfermedad en la que los niveles de glucosa en sangre se elevan por encima de sus medidores habituales y que es muy importante seguir y controlar para realizar un tratamiento precoz, dado que si no es tratada puede llegar a provocar alteraciones fetales, tales como macrosomías, cardiopatías, inmadurez fetal o la pérdida del bienestar fetal ante o intraparto, entre otros.

    Para saber si padeces de diabetes gestacional, es importante que vayas a tu ginecólogo entre la semana 24 y 28 de la gestación, en donde se te llevará a cabo sencillo análisis de sangre, denominado test de O’Sullivan, para la que tendrás que acudir en ayunas y tras beber una solución con 50 gramos de azúcar, la insulina del cuerpo se activará y comenzará a meter azúcar desde la sangre al resto de células. Si padecieras de diabetes gestacional, la insulina no sería capaz de meter tanto azúcar y se mantendría la glucosa en sangre. En el caso de pacientes con factores de riesgo, es decir, con más de 35 años y obesidad, así como gestaciones anteriores en las que el feto sufriera de macrosomía, la prueba se realizará en el primer trimestre del embarazo.

    El tratamiento de la diabetes gestacional será adaptado según el paciente, con dieta y ejercicio, monitorizando la glucemia y llegando, en caso de que fuera necesario al tratamiento con insulina, buscando mantener los niveles de glucosa en sangre en el mismo nivel que las embarazadas sin este trastorno.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *