• Síguenos en Facebook - Estudio Médico Navarro Síguenos en Twitter - Estudio Médico Navarro
  • Hábitos alimenticios: ¿comer por dos?

    Hábitos alimenticios: ¿comer por dos?

    Hábitos alimenticios: ¿comer por dos?

    Para cualquier embarazada ese comentario en el que algún familiar o amigo dice: “tienes que comer bien, porque ahora sois dos y debes comer por los dos”, es de sobra conocido. Pero, pese a la buena voluntad del mismo, ¿debes comer por dos? Desde Estudio Médico Navarro te ayudamos a desmontar este hábito alimenticio que no debes seguir.

    En primer lugar, es importante destacar que las necesidades nutricionales de una embarazada abarcan, además de sus propias exigencias nutricionales, las exigencias nutricionales del feto para que pueda tener un desarrollo adecuado y un peso correcto al nacer, así como también deberá preparar su organismo materno para afrontar de una mejor manera el parto, y estos tres elementos, no suponen comer el doble.

    Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), recomiendan a las madres adultas embarazadas una ganancia de entre 12,5 y 18 kg si su Índice de Masa Corporal (IMC) es inferior a 18,5 kg/m2, de 11,5 a 16 kg si su IMC se encuentra entre los 18,5 y los 24,9 kg/m2, y de entre 7 y 11,5 kg si la embarazada ya comienza el embarazo con sobrepeso, con un IMC de 25 a 29,9 kg/m2.

    En el caso de pacientes con obesidad, es decir, en los casos que el IMC supere los 30 kg/m2, el aumento de peso durante el embarazo no debe superar en total los 7 kg. En general, durante los primeros 5 meses del embarazo, el aumento del peso de la madre no debería ser mayor a 1 kg, y a partir del 6 mes no deberá sobrepasar los 2 kg por mes. Aunque existen casos especiales, como las embarazadas de muy bajo peso al empezar a la gestación o los embarazos múltiples.

    En cualquier caso, es importante tener en cuenta que no es en absoluto necesario comer por dos durante el proceso de gestación, sino llevar una dieta equilibrada que prepare nuestro organismo para el embarazo, aporte los nutrientes para el desarrollo al bebé y cubra nuestra necesidad nutricional.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *