• Síguenos en Facebook - Estudio Médico Navarro Síguenos en Twitter - Estudio Médico Navarro
  • Vitamina D y su importancia durante el embarazo

    Vitamina D y su importancia durante el embarazo

    Vitamina D y su importancia durante el embarazo

    Vitamina D y su importancia durante el embarazo
    ¡Califícanos!

    Una vez el embarazo pasa a formar parte de nuestra vida, todo lo que nos rodea cambia notablemente. Uno de los aspectos que debemos tener en cuenta para disfrutar de un embarazo más saludable son nuestros niveles de Vitamina D, y es que desde Estudio Médico Navarro queremos hablarte de su importancia durante el embarazo.

    En primer lugar, es importante destacar que la Vitamina D juega un papel de vital relevancia en el metabolismo óseo, y su déficit provoca un aumento de la hormona paratiroidea, lo que lleva a una pérdida de calcio, así como también ha sido relacionado con diversas enfermedades tales como: hipertensión arterial, diabetes tipo 2 o enfermedad cardiovascular.

    Las necesidades de calcio del organismo de las embarazadas son mayores, razón por la que desde el intestino se absorbe mucho más calcio, aunque eso no quita que la presencia de esta vitamina en las mujeres embarazadas sea baja, llegando hasta el 41,5% según estudios. Incluso en ciudades con alta exposición solar, y es que la Vitamina D es producida por el organismo a partir de la luz solar, aunque también puede adquirirse a través de distintos alimentos, como los lácteos, derivados lácteos o pescado azul, siendo esta una cobertura menor respecto a nuestras necesidades diarias. 

    Por otro lado, se puede obtener Vitamina D también a través de suplementos farmacológicos, que son de ingesta completamente segura durante el embarazo y que son necesarios para las gestantes con alto riesgo de hipovitaminosis D o niveles insuficientes de Vitamina D.

    Y es que la falta de Vitamina D puede llevar a complicaciones fetales, como el bajo peso del bebé al nacer, el retraso de su crecimiento, un mayor número de alergias, así como infecciones de vías respiratorios, y complicaciones obstétricas, como la diabetes gestacional, parto prematuro o preeclampsia. Por ello, es importante visitar a un especialista para llevar un control sobre esta vitamina tan importante para el embarazo y el bebé.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *