La infertilidad en la pareja

La infertilidad en la pareja

La infertilidad en la pareja
¡Califícanos!

Son constantes las parejas que acuden a nuestra clínica Estudio Médico Navarro con diferentes interrogantes sobre la infertilidad en la pareja. Quedarse embarazada no es tan fácil como aparentemente parece, y son muchos los factores que pueden causar la infertilidad.

Cada año son miles las parejas en todo el mundo que deciden emprender el camino de ser padres. En este camino, la pareja tiene que estar preparada para afrontar cualquier contratiempo que pueda suceder.

¿El hecho de no conseguir el embarazo puede ocasionar conflictos o depresión en el núcleo de la pareja?

Según Menéndez Benavente, un reconocido psicólogo, cuando una pareja se somete a un tratamiento de fertilidad, se vive momentos de tensión, largos periodos de incertidumbre y estrés, y lo que en un principio era ilusión, puede llegar a convertirse en una auténtica pesadilla para ambos.

Es cierto, que tanto el hombre como la mujer viven el proceso juntos, pero los números no engañan, y en un porcentaje mayor de los casos, la mujer es la parte de la pareja que se ve más afectada en esta situación. Es importante que tanto el hombre como la mujer, valoren desde el inicio que la infertilidad venga causada por una situación de estrés o tensión.

Uno de los consejos más importantes, es que se establezcan unas prioridades, y se tenga claro que, a la hora de buscar un hijo, hay ciertas situaciones y factores que pueden causar problemas.

La edad es uno de esos factores clave, la fertilidad disminuye con el paso de los años, y España es uno de los países europeos con la media de embarazos más tardíos. Por expectativas laborales, salariales o tener otras prioridades en la vida, el momento de aumentar la familia se ve retrasado cada vez más.

Otro de los principales factores que influyen en la fertilidad en las mujeres es el consumo de anticonceptivos durante un largo periodo de tiempo. Hay que tener en cuenta, que el cuerpo necesita un tiempo de recuperación y preparación para el embarazo.

Si la decisión de tener un hijo ya ha sido tomada, pero no todo es tan fácil y especial como esperábamos, debemos pensar que puede llegar a ser difícil, pero no imposible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *