• Síguenos en Google+ - Estudio Médico Navarro Síguenos en Facebook - Estudio Médico Navarro Síguenos en Twitter - Estudio Médico Navarro
  • Las etapas del embarazo semana a semana (II)

    Las etapas del embarazo semana a semana (II)

    Las etapas del embarazo semana a semana (II)

    Las etapas del embarazo semana a semana (II)
    ¡Califícanos!

    Una vez superados los síntomas de los primeros meses, ¿cómo se desarrolla el embarazo semana a semana en la recta final?

    • Semanas 21-24: tiene prácticamente el aspecto de un bebé a término pero todavía necesita coger peso. Sus ojos están completando su desarrollo y sus oídos perciben sonidos claramente.  Se termina el segundo trimestre y el estado de gestación ya se evidencia. El bebé cada vez tiene más posibilidades de sobrevivir en el caso de producirse un parto prematuro.
    • Semanas 25-28: sigue teniendo espacio en el útero, está bastante activo y coordina cada vez mejor sus movimientos, por eso en las ecografías se le puede ver pedaleando con las piernas y los pies. Las manos y puños también tienen fuerza y pueden agarrar el cordón. A partir de aquí, el bebé cogerá peso de forma considerable y ya tiene opciones de sobrevivir a un parto prematuro, aunque sus pulmones aún no están preparados para respirar.
    • Semanas 29-32: el bebé ensaya movimientos respiratorios y tiene hipo a diario. Los pulmones y el cerebro ya están prácticamente formados. Su peso se encuentra en torno a los 1.800 gramos y su altura es superior a los 40 centímetros. En caso de nacimiento en este momento, tendría un 85% de posibilidades de sobrevivir.
    • Semana 33-36: comienza a colocarse en posición cefálica, por eso cada vez presiona más la vejiga de la madre, y se dedica a coger peso. Durante esta etapa la madre se encontrará mucho más cansada, el momento se acerca y el aumento de peso favorece la fatiga. También se debe al ensanchamiento del útero, que presiona el costado y dificulta un poco la respiración.
    • Semana 37-40: el bebé ya se encuentra seguramente boca abajo y en posición para nacer. Mide unos 50 centímetros y pesa alrededor de 3 kilos. Su cabeza ya está cubierta de pelo y tiene el aspecto con el que nacerá. Estas últimas semanas son las más ilusionantes para la madre, que ya espera con ansia conocer la carita de su hijo.

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *